Sopa de ostras ahumadas con caviar de berenjena. Bonito del Norte a la plancha con yogur especiado, tirabeques y mermelada de tomate. Arroz del Delta con erizos, gambas, berberechos y alcachofas, presentado con helado de ajo tierno y tomillo. Son algunos de los platos para la nueva carta de primavera a lo Miguel Alija, que crea a partir de buen producto e ingenio con sus texturas.

Se suman el solomillo de ternera con hígado de pato, salsa de oporto y alcachofas cocinadas de tres maneras distintas. O la hamburguesa de buey Angus con salsa de frambuesa, puré y chips de calabaza.

Propuestas de primavera de una cocina adaptada a distintos paladares que no renuncia a la creatividad ni a los sabores y productos más tradicionales. Y que da como resultado, también un parmentier de setas con pisto, huevo poché y salsa de queso idiazábal o unos raviolis de bogavante con hortalizas y bechamel de curry.

 

O la ensalada de langostinos crujientes con romesco y aceite de albahaca, o la que hemos bautizado con el nombre de primavera, con tomates confitados, shitake, puré de aguacate y vinagreta de miso y sésamo.

Del apartado mar, destacamos el fricandó de vieiras, navajas y bogavante con senderuelas y zanahoria. O el rape con berberechos a la llauna sobre lecho de patata panadera y berenjena con miel. O el San Pedro con langostinos, chop suey de verduras y aroma de jengibre.

 

Para los vegetarianos, el plato estrella es una cazuelita de la tierra con quinoa, boletus, verdura y tofu.

Destacamos en carnes el pato canetón al horno con miel de naranjo, salsa de soja y peras al cardamomo. O carré de cordero al horno con jerez y romero, raviolis de verdura asadas y alioli de remolacha. Y un plato fuerte: manitas de cerdo con salsa de trufa, espárragos y guisantes.

Miguel Alija se recrea con el buen producto de estación y lo aliña con aromas de frutas e hierbas mediterráneos, frescas, primaverales… El resultado son platos creativos que no renuncian a la contundencia de la textura de un buen pescado o de la mejor carne con denominación de origen. O a sacar lo mejor de las verduras, para que aporten la mejor combinación de sabores, mezclas y texturas.

la-foto-7

Para los amantes del dulce, un crumble de frutos rojos con mascarpone. O una crema de cacao amargo con yogur y helado de mango. Son dos muestras de nuestra carta de postres, que siempre acompañamos con un chupito del licor que mejor combina con cada uno de ellos. Chupito de limoncello, por ejemplo, para una mousse de pistacho con frutas de la pasión. La guinda de la carta: pastel de chocolate con praliné de avellanas y helado de horchata.

¡Bon profit y feliz primavera!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn